Terapia de Células Madre

La terapia de células madre es considerada como una de las terapias alternativas más completas, ya que pueden llegar a regenerar las células del organismo del paciente. A través de células madre se obtienen numerosos beneficios al reaccionar el organismo de manera positiva por la mejora de las células.

¿Qué es la terapia de células madre?

Es un tratamiento en el cual se implantan células madre mesenquimales -ya sea de placenta humana o autólogas-, que se obtienen de la médula ósea o de la grasa abdominal. La terapia de células madre logra regenerar las células del organismo.

El tratamiento se lleva a cabo vía endovenosa y el número de aplicaciones dependerá del padecimiento.

¿Qué se puede lograr a través de células madre?

A través de este tipo de terapia se busca restaurar las células de órganos y tejidos dañados como consecuencias de lesiones, enfermedades, afecciones o por algunos síntomas del envejecimiento como fatiga y dolor articular.

Es importante mencionar que el efecto de la terapia de células madre se dará siempre y cuando el órgano sea capaz de reaccionar positivamente a la estimulación. En ocasiones, el organismo no reacciona de manera esperada y se necesita una replicación del tratamiento.

Además de tratar algunas enfermedades, patologías y regenerar tejido y órganos del organismo, las células madre funcionan como rejuvenecedor.

Fases de la terapia celular

El proceso común de la terapia de células madre comprende regularmente tres etapas:

Primera fase:

El tratamiento produce un mejoramiento general de las afecciones o de enfermedad. Después del tratamiento, es necesario que el paciente guarde reposo, para permitir que el cuerpo asimile las células.

Los efectos de fatiga y dolor que pueda presentar el paciente disminuyen o aumentan dependiendo del nivel de reposo y su organismo.

Segunda fase:

En esta fase hay síntomas de fatiga e intensificación de algunos efectos secundarios, sin embargo, estos síntomas indican que el tratamiento reacciona de manera positiva. Esta fase dura de 11 a 15 días aproximadamente.

Tercera fase:

Esta es la fase de curación. Empieza a las 3 o 4 semanas del tratamiento y puede llegar hasta los 6 meses dependiendo de la enfermedad. Las condiciones generales mejoran, la capacidad intelectual y la resistencia aumentan. El estado de ánimo del paciente mejora al presentar menos efectos secundarios y fatiga.

Estudios médicos previos para el tratamiento de células madre

Se necesitan algunos análisis y estudios médicos en la terapia de células madre para conocer si el paciente puede tolerar el proceso y el número de sesiones.

De acuerdo con la afección que quiera tratarse este tratamiento, pueden solicitarse uno o varios de los siguientes estudios médicos.

  • Historial médico y examen físico completo
  • Biopsia de la médula ósea
  • Tomografía o resonancia magnética
  • Electrocardiograma o ecocardiograma
  • Radiografías pulmonares
  • Tipificación del tejido
  • Análisis de sangre y bioquímico

Enfermedades y padecimientos que pueden tratar las células madre

Estas son algunas de las enfermedades donde se puede tratar a la terapia como tratamiento y complemento de la medicina tradicional.

  • Síndrome de Down
  • Enfermedades pancreáticas
  • Insuficiencia circulatoria (manos, brazos, pies y piernas)
  • Afecciones nerviosas
  • Mejora en respuesta al cáncer
  • Enfermedades pulmonares (EPOC, efisema, infecciones en la tráquea o bronquios)
  • Enfermedades degenerativas en el sistema óseo y articulatorio como osteoporosis y artrosis
  • Infecciones y enfermedades en la piel o mala curación y cicatrización
  • Encefalopatía
  • Pérdida general de la vitalidad
  • Debilitación de la potencia física, química e intelectual

Contraindicaciones

No existe ninguna contraindicación para la aplicación de la terapia celular, únicamente se sugiere evitar su aplicación en caso de alguna enfermedad infecciosa aguda.

Recomendaciones para el día del tratamiento

Primero, se debe preguntar qué medicamentos pueden ingerirse el día del tratamiento.

La segunda recomendación es la ingesta de alimentos. Se puede consumir alimentos ligeros durante el proceso. Los alimentos que se recomiendan son: verduras, arroz, avena y carnes blandas, es decir, de fácil digestión.

En cuanto al reposo, por cada sesión, se debe guardar reposo de 24 a 72 horas. No es necesario la hospitalización del paciente.

Como recomendación general, hay que evitar la ingesta de alcohol, medicamentos o sedantes fuertes, radioterapia y el consumo de tabaco.

Duración de la implantación de células madre

En número de sesiones de la terapia de células madre varía según las afecciones y las enfermedades. La duración mínima para un proceso de implantación es de 6 meses y la duración más prolongada suele ser de 4 años.

¿Tiene efectos secundarios la terapia celular?

Los efectos de la implantación de células madre puede variar dependiendo la respuesta del organismo del paciente.

Algunos pacientes pueden presentar elevación de la temperatura corporal en las primeras horas después del tratamiento o a los pocos días de la realización. Mientras otros, pueden presentar únicamente enrojecimiento local.

Existen otros efectos secundarios poco comunes, pero que, según la respuesta de su organismo, pueden presentar los pacientes.

  1. Inflamación de garganta o úlceras en la boca
  2. Náuseas y vómito
  3. Infecciones virales o por hongos
  4. Problemas pulmonares
  5. Enfermedades hepáticas

¿Cuándo es necesario repetir el tratamiento?

En ocasiones la enfermedad o afección no se cura completamente y existe una recaída.

Puede depender de varios factores como el tratamiento complementario a la implantación (dieta equilibrada y ejercicio), el estado de salud general del paciente, la duración del primer tratamiento de células madre, si el virus sigue alojado en el organismo y los medicamentos que se utilizaron después del trasplante.

En casos donde se recomienda repetir el tratamiento, suele aplicarse 6 meses después de la última implantación, aunque esta nueva implantación, el paciente puede necesitar mayores cuidados.

La recaída en los pacientes puede variar según la enfermedad, puede ocurrir a los pocos meses de la ultima sesión de implantación o 5 años -o más- después.

¿Cómo se realiza la terapia en la Clínica Santo Tomás?

En el tratamiento de células madre varían las sesiones. El número de las mismas depende de la enfermedad o afección que presente el paciente, mientras la aplicación tiene una duración entre una y dos horas.

Con más de 20 años de experiencia en terapia celular, el procedimiento en la clínica Santo Tomás es de la más alta calidad.