20
Sep

Glaucoma

El glaucoma es una enfermedad que generalmente no presenta síntomas. Las personas propensas a presentarlo deben realizarse exámenes oftalmológicos regulares para su detección temprana.

Sin un tratamiento adecuado, puede empeorar y causar ceguera gradualmente.

Qué es el glaucoma

El glaucoma es un problema ocular en el nervio óptico. Comienza por una acumulación de líquido en la parte frontal del ojo. Este líquido genera una presión en el nervio provocando el daño.

Es una de las enfermedades oculares más delicadas porque no presenta algún tipo de síntoma o signo específico -como en las cataratas o la miopía-. Aunque se puede necesitar la cirugía para tratar, es posible detectarlo a tiempo y prevenir un aumento de daño significativo.

¿Cómo se genera esta enfermedad?

Dentro del ojo se crea un líquido llamado fluido intraocular, este se produce por el tejido ciliar y sirve para mantener la presión en el ojo. El líquido debe salir a través de la pupila y bajar por el torrente sanguíneo, sin embargo, cuando no se absorbe correctamente existe una acumulación del fluido y viene la presión en el nervio óptico.

La enfermedad se da en ambos ojos, pero comienza la afectación en uno. Posteriormente, puede presentarse en el segundo ojo.

Tipos de glaucomas

Esta enfermedad se divide según el nivel de presión intraocular. Existen dos tipos.

Glaucoma de ángulo abierto

El glaucoma de ángulo abierto – también llamado primario o crónico-, ocurre cuando el torrente sanguíneo no absorbe y no drena el fluido correctamente. Es el tipo más común que existe.

El término “ángulo abierto” proviene del ángulo que se forma entre el iris y la córnea.

Las características de ángulo abierto o primario:

  • El canal de drenaje del fluido se tapa lentamente
  • No presenta síntomas
  • El ángulo es muy abierto entre el iris y la córnea
  • No existe dolor
  • No se presenta algún cambio en la visión en estado temprano

Glaucoma de ángulo cerrado

Es el tipo menos frecuente. También conocido como agudo, el de ángulo cerrado se define por el ángulo tan estrecho que hay entre el iris y la córnea.

Características de ángulo cerrado o agudo:

  • Existe un bloqueo en el canal de drenaje, por lo que se tapa abruptamente
  • El ángulo es muy cerrado entre el iris y la córnea
  • Su desarrollo es más rápido que el de ángulo abierto
  • Presenta síntomas
  • Es necesaria una atención médica rápida

Otros tipos

Aunque los tipos de glaucoma por ángulo abierto y ángulo cerrado son los más frecuentes, existen otros tipos derivados de diferentes factores.

De tensión normal. Tipo donde el nervio óptico se daña sin tener una acumulación de líquido intraocular y no presenta presión el nervio. No existe aún alguna causa específica y la mayoría de los casos para este tipo llevan el mismo tratamiento que el de ángulo abierto.

Congénito. Es el que ya presenta el bebé al nacer por la malformación de los canales de drenaje durante su etapa de desarrollo. Para tratarlo, se puede llevar a cabo una microcirugía para corregir la malformación.

Causas

Existen muchas causas que pueden influir en la aparición de esta enfermedad. La mayoría de las causas son directamente por problemas en los ojos.

Los problemas más comunes que lo causan son los siguientes:

  • Se desprenden gránulos del iris y van tapando el drenaje.
  • El cristalino se comienza a escamar y ese material obstruye el paso del fluido intraocular.
  • Crecimiento anormal de los vasos sanguíneos en el ojo causado por diabetes, poco flujo sanguíneo a la cabeza o la obstrucción de los vasos sanguíneos hacia el ojo.

Síntomas del glaucoma

El glaucoma aparece lentamente, inicia a medida que la presión va aumentando. Al inicio de la enfermedad no se presenta algún tipo de síntoma y el paciente no percibe dolor o inflamación.

Cuando se vuelve una enfermedad severa o en estado avanzado, pueden comenzar a presentarse síntomas. Algunos de los síntomas que pueden presentar estos casos son los siguientes:

  • Visión borrosa
  • Náuseas
  • Se mira un arcoiris alrededor de las luces brillosas
  • Escasa visión de manera repentina

¿Quién puede presentar glaucoma?

La enfermedad ocular puede afectar a cualquier persona sin importar edad. Los bebés pueden nacer con glaucoma y se puede ir desarrollando, sin embargo, se considera la población adulta mayor como el grupo con mayor riesgo de padecerla.

Otro grupo propenso a desarrollarlo son los que presentan uno o varios de los siguientes padecimientos:

  • Hipertensión
  • Diabetes
  • Personas que consumen esteroides
  • Pacientes con miopía
  • Familiares con antecedentes de esta enfermedad

¿Existen tratamientos para revertirlo?

El glaucoma no puede revertirse, pero se puede detener o alentar el daño en el nervio óptico. Existen dos posibles tratamientos para los pacientes: a través de medicamentos y cirugía.

Medicamentos

El médico oftalmólogo puede recetar el uso de medicamentos para disminuir la presión del ojo por el nervio óptico. También puede recomendarse el uso de medicamentos para tratar los síntomas del glaucoma en el paciente.

Los medicamentos pueden tener efectos secundarios en el paciente como picazón y enrojecimiento en los ojos, boca reseca y visión borrosa.

Cirugía de glaucoma

La cirugía puede tratar el glaucoma. Existen diferentes tipos de cirugía, sin embargo, tienen el mismo propósito de drenar el ojo. En cualquiera de las cirugías, se puede realizar en la clínica oftalmológica.

Cirugía láser

El tipo de cirugía láser depende del tipo de glaucoma que presente el paciente.

Trabeculoplastía. Es el tipo de cirugía láser que se aplica en pacientes con glaucoma de ángulo abierto. A través del rayo láser, el oftalmólogo abre un poco el ángulo de drenaje para que fluya mejor el líquido.

Iridotomía. Si el paciente presenta glaucoma de ángulo cerrado, esta cirugía láser debe ser aplicada. El oftalmólogo utiliza el rayo láser para abrir un orificio en el iris. Con este orificio, el ojo podrá drenar el líquido.

¿Cómo prevenir el glaucoma?

Como medida de prevención, se recomienda a los pacientes que se realicen exámenes completos de la vista y una oftalmoscopia.

Esta enfermedad es silenciosa y la mejor manera de diagnosticarla a tiempo es con los exámenes correspondientes.

Acude a una clínica de ojos

Si el glaucoma entra en una etapa avanzada y provoca ceguera, este daño es irreversible. Cuando el paciente acuda a una clínica oftalmológica, hay que realizar la revisión de glaucoma como prevención.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.