Cirugía de Miopía

La cirugía de miopía puede ayudar a los pacientes a tener una mejor calidad de vida, ayuda a evitar el uso de anteojos o de lentes de contacto. Gracias a la tecnología, es posible realizar la cirugía sin complicaciones severas y en corto tiempo de recuperación.

En qué consiste la cirugía de miopía

En términos simples, la cirugía de miopía consiste en corregir la curvatura de la córnea a través de diferentes técnicas. El tipo de cirugía de ojos más común para corregir la miopía es la cirugía láser.

Existen dos tipos de cirugía láser para corregir la miopía: La cirugía LASIK y la cirugía PRK/LASEK. En ambos tipos de cirugía, el paciente no corre algún tipo de riesgo y son tratamientos efectivos.

Paciente durante una cirugía de miopía
Paciente con enfermedad ocular durante una cirugía lasik

Cirugía LASIK

La cirugía LASIK es la técnica de cirugía láser utilizada para tratar enfermedades oculares como la miopía y las cataratas. Esta cirugía se realiza con ayuda del láser de excímeros, un tipo de láser ultravioleta que utiliza una combinación de gases para su funcionamiento. El láser modifica la forma de la córnea tallándola hasta eliminar la curvatura y con ello el número de dioptrías.

Este tipo de cirugía láser tiene un tiempo de recuperación más corto y menos indoloro.

Paciente durante una cirugía PRK

Cirugía PRK/LASEK

La cirugía PRK/LASEK es otra técnica de cirugía láser. El tratamiento consiste aplicar una solución a base de alcohol que ablanda el tejido para retirar una ligera capa corneal. Una vez retirado el tejido, el láser excímer modifica la curvatura de la córnea y la capa de tejido se coloca en su sitio. Esta técnica suele tener una recuperación más larga.

¿Quiénes son candidatos a esta cirugía?

Cualquier persona mayor de 18 años puede someterse a la cirugía de miopía, siempre y cuando no tenga cambios en la graduación el año previo.

Además de la edad y la graduación oftalmológica estable, debe contar con los siguientes requisitos.

  • No presentar enfermedades como lupus, artritis reumatoide, SIDA o diabetes.
  • Pacientes no embarazadas o en lactancia.
  • No tener otras enfermedades oculares como glaucoma, hipertensión ocular, ni afecciones como herpes o inflamaciones en el ojo.

En caso de presentar enfermedades o heridas oculares, puede acudir a una cita previa a la cirugía con el oftalmólogo, analizar los exámenes preoperatorios y determinar si aún con las afecciones es factible realizar la operación.

Paciente con miopía con dificultades para leer
Paciente en una cirugía de miopía

¿Cómo se desarrolla la cirugía de miopía?

Antes de comenzar con el desarrollo de la operación de miopía, el médico oftalmólogo analizará los estudios previos necesarios: la topografía y Zywave.

Una vez que el oftalmólogo estudió el número de dioptrías y el tipo de miopía, comienza la operación. Los pasos de la operación son los siguientes.

  1. Se realiza una incisión en el ojo para retirar tejido de la córnea según el tipo de técnica.
  2. Se aplica el láser en la córnea.
  3. Se coloca el tejido retirado en la córnea.
  4. Según el tipo de operación el paciente puede no necesitar o necesitar de suturas en la aplicación del tejido.

Después de la cirugía, el paciente podrá sentir molestia y ardor de manera mínima.

¿Qué es el estudio de topografía visual y Zywave?

Topografía. Tipo de estudio oftalmológico donde se analiza el estado de la córnea. Se miden características como la curvatura de la córnea, su espesor, potencia y se pueden diagnosticar irregularidades en la esta parte del ojo.

Zywave. Análisis complementario a la topografía para conocer el nivel de tallado de córnea durante la operación.

En la clínica Santo Tomás ofrecemos los estudios de Topografía y Zywave.

Realizando una topografía ocular
Paciente después de una operación de miopía

¿Cuándo realizar esta operación?

Cuando no existe alguna variación en la vista, la miopía está completamente desarrollada y es posible que no se esté desarrollando otro tipo de afección ocular como cataratas, astigmatismo y la presbicia.

Pueden encontrarse casos donde el paciente con miopía presenta 12 o más dioptrías. Para estas situaciones es necesario otro tipo de cirugía, donde se implanta una lente en el ojo.

Básicamente, cuando el paciente reúne las características necesarias, se puede llevar a cabo una cirugía segura y con una alta probabilidad de éxito.

Complicaciones

A corto plazo, la operación no presenta algún tipo de complicación para el paciente. Es un tipo de operación muy segura y sin daños secundarios.

A largo plazo, puede presentar ectasia, donde la córnea puede volver a deformarse y necesitar de otra cirugía. El número de casos que presentan este tipo de complicación es mínimo.

Recomendaciones postoperatorias

Existen una serie de recomendaciones que debe seguir el paciente después de la operación de miopía.

  • No dormir boca abajo
  • Evitar el consumo de mariscos y lácteos
  • Utilizar parches estériles y lentes de sol durante la recuperación
  • Evitar cualquier tipo de contacto con el ojo

Las recomendaciones principales después de una cirugía ocular es la aplicación de los medicamentos y asistir puntualmente a las citas posteriores con el oftalmólogo. Un buen seguimiento de recomendaciones postoperatorias significan una recuperación más rápida y segura.

Siguiendo las recomendaciones postoperatorias de la cirugía de miopía
Paciente en recuperación después de una operación de miopía

¿Cómo es la recuperación en la clínica Santo Tomás?

El promedio de tiempo en recuperación es de una semana, sin embargo, se recomienda reposo durante 5 días. Si el paciente tiene dudas respecto a la operación y los cuidados postoperatorios, el médico oftalmólogo le da un seguimiento oportuno al paciente.